RECOMENDACIONES NAVIDEÑAS PARA TUS DIENTES

RECOMENDACIONES NAVIDEÑAS PARA TUS DIENTES

Recuerda que el objetivo es que puedas disfrutar, pero sin arriesgar.

  • Elige el turrón duro, mejor que el blanco, ya que lleva entre 60-70% de almendra, 17% de miel, clara de huevo y bajo porcentaje de azúcar (el blando y el de chocolate tienen mucho más azúcar).
  • Brinda con gaseosa cero o con champán para niños (sin alcohol). El alcohol no es adecuado para ti ni para tu futuro hijo, y además los ácidos málico, láctico y citrico que tienen los vinos y el champán causan erosión dental. El vino blanco y el champán son más erosivos que el vino tinto tanto para el esmalte como para el cemento de la raíz dental.
  • Si no puedes prescindir del chocolate, elige chocolate negro, al 70%, con propiedades antioxidantes y cardioprotectoras.
  • Cuidado con los llamados dulces sin azúcar, ya que algunos contienen glucosa y fructosa, otros tipos de azúcares, también perjudiciales para los dientes.
  • El café, el té y las infusiones, con una pizca de azúcar, repartidos a lo largo del día suponen una agresión continua para los dientes. Es preferible endulzarlos con aspartamo.
  • El aceite de oliva deja una película invisible sobre los dientes que las caries son incapaces de penetrar (son datos de la Univeridad de Manchester y de la de Adelaida). Si sabes que vas a tomar dulces de postre, incluye en tu comida una ensalada con este aceite, ya que es un buen aliado frente al desgaste dental y la caries.
  • Si no tienes problemas de acumulación de gases, mastica chicle sin azúcar, sobre todo después de comer, para estimular la producción de saliva. La saliva tiene un efecto protector sobre los dientes, al neutralizar el pH ácido producido por las bacterias o la acidez de los alimentos.
  • Cuidado con las bebidas energéticas, ya que poseen un componente ácido que desgasta el esmalte dental. Si te vas a tomar una, acompáñala de algo sólido, para que tengas que masticar y producir saliva, que contrarreste la acidez.
  • Sería ideal que te cepillases los dientes tres veces al día, durante al menos dos minutos. Pero si esto no puede ser, hazlo por lo menos antes de acostarte, trasnochar no es una excusa. Elige un cepillo de cerdas de dureza media y alterna tu dentífrico habitual con otro que contenga agentes anti caries como el xilitol y el peróxido de carbamida.

FUENTE: CRECER FELIZ